Exposición: Homenaje a Luis Chacón (Serie Sátiras Políticas, 1950)


Fundación Museos Nacionales
Galería de Arte Nacional

PARÁBOLA
Érase de un marinero
que hizo un jardín junto al mar
y se metió a jardinero.
Estaba el jardín en flor
y el marinero se fue
por esos mares de Dios.
 Antonio Machado. Campos de 
Castilla (1907-1917)

Un marinero se hizo a la mar en tiempos de guerra y descubrió que la marea estaba dentro de él, pero no la guerra. La marea creadora y revolucionaria, aún estando en tierra, agitaba sus sentidos, entonces echó sus velas al arte y su vida fue otra. Esto ocurría al finalizar la II Guerra Mundial, una decisión que toma en 1945.
Se llamaba Luís Chacón, pintor, escultor y grabador, maracucho de nacimiento (Edo. Zulia, 1927-2009) un hombre que dejó volar su imaginación y su conciencia política y, descubrió, a comienzos de los años '50, bajo la influencia del realismo social mejicano (y en buena medida del Goya grabadista contestatario), una forma de expresar su descontento con la situación política y social de entonces, a través del grabado, del que fue pionero en Venezuela. Chacón mantendría esta temática durante toda la década de los ‘50, como se evidencia en la serie: Poder, ficción y máscara. Provenía del mundo de la pintura, estudió en España (Madrid y Barcelona), donde se familiarizó con las diversas técnicas de grabado: intaglio, punta seca, mezzotinta y el grabado en madera, pero no es sino hasta 1956, cuando Chacón logra disponer en Caracas, de un taller en donde realizar las primeras investigaciones que le orientarían a una forma de intaglio de acusado relieve, de carácter matérico y coloración monocroma. A partir de ese momento (1958 aprox.), abandona el grabado figurativo para adentrarse en el informalismo.
Su curiosidad plástica va más allá de las tradiciones académicas, y durante toda su trayectoria se dedica a explorar nuevas tendencias, nuevos materiales, nuevas visiones del mundo y de los extramundos. Desde1961, comienza a aplicar una técnica propia, sumamente laboriosa, basada en el montaje de delgadas chapas de acerco grabadas al buril sobre una matriz que se pasaba por la prensa, con la cual realiza su conocida serie: Los Planetas (1962 y 1965). Poco después, Chacón se propuso estampar ejemplares únicos y por esta vía desembocó en el constructivismo, reduciendo el aspecto sígnico de su expresión a la composición de formas planas coloreadas.
Luís Chacón también participa activamente en el desarrollo de las artes y de los artista venezolanos, funda el Centro de Arte Gráfico del INCIBA en 1967 y desde mediados de los ‘70 forma parte del Taller de Artistas Gráficos (TAGA). Asimismo, se dedica a la docencia, coordinó diversos centros educativos, entre ellos el Instituto Neumann, la Escuela de Artes Plásticas de Valencia y la Escuela de Artes Cristóbal Rojas.
Un día volvió a la mar, su nave levo anclas en un viaje sin retorno, pero nos dejó el legado de esa exploración artística marcada por la libertad. De su período inicial mostramos como un homenaje, una de sus series de grabados figurativos menos conocidas: Sátiras Políticas, realizada en 1950.
Es notable en esta serie la deformación de la figura humana, en especial el arquetípico “efecto hidra”, utilizado en varias de estas obras, que le sirve como elemento de crítica argumental, a través del cual delata las actitudes y sentimientos más oscuros de los opresores. Llama la atención este recurso, porque no lo utiliza cuando representa al pueblo o a los torturados en las cárceles del régimen, a quienes seguramente considera seres sinceros: “de una sola cara”. A través de esta suerte de distorsión fisonómica, muestra la falsedad del discurso y la incapacidad de quienes gobiernan el país en ese momento (Políticos, 1950; Ministros, 1950; Militar, 1950;¡Qué angelito!, 1950); las trampas de los políticos en los pactos firmados por “encima del pueblo” personificado por una mujer a cuatro patas, y los puñales imaginarios que por la espalda se clavan unos a otros, símbolo de traición (Pacto, 1950); un pueblo del que los políticos se burlan y a los que Chacón caracteriza como burros, en una escena que recuerda El Aquelarre de Goya, que data de 1798 (¡Qué santo...ja!, 1950). En ese contexto, varias de sus obras denuncian la lucha del pueblo y de los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela, presos en la Seguridad Nacional, torturados y asesinados por intentar un cambio político radical (Los de la UCV, 1950; ¡Mentiras!, 1950; La fatiga, 1950; Así quedó, 1950; Víctima de la SN, 1950). A su vista, todo ello pareciera llevar al pueblo a sentirse impotente y a enterrar sus sueños, lo que afortunadamente nunca ocurrió (Entierro de los sueños, 1950). Y aunque el pueblo estaba verdaderamente desamparado, bien por la muerte de sus seres queridos por el hambre o por las enfermedades que acompañan a la miseria (Solos, 1950 y El niño enfermo, 1950), no deja de combatir y los trabajadores se unen en una auténtica toma de conciencia en defensa de sus derechos (Trabajadores. Mitin, 1950). Esta serie de Chacón deja también al descubierto la tragedia cotidiana de la época, un ejemplo de ello es la violencia de género, representada en la figura de la joven prostituta (Niña nocturna, 1950) o en la de la mujer desnuda, sobre cuya espalda dos hombres probablemente se la juegan a los dados (Pares o nones, 1950); y por último su oposición a la violencia contra los animales, lo que denota la evidente influencia española en su obra, especialmente contra la Fiesta Brava (¡Qué poder, menos mal!, 1950).


Cronología de Luís Chacón (1927-2009)

1927 Nace en Maracaibo.
1938-1942 Realiza estudios en el Círculo Artístico de Maracaibo.
1942 Ingresa en la Marina Venezolana. Como Segundo Oficial, durante la Segunda Guerra Mundial, navegó con la Marina Real Holandesa surtiendo de combustible a los barcos aliados.
1945 Solicita la baja de la Marina Venezolana. Regresa a su ciudad natal.
1946 Se establece en Caracas. Estudia en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas, donde recibe clases de Pedro Ángel González.
1947-1950 Viaja a Europa. Hasta entonces, su trabajo es de carácter figurativo con influencia del Realismo Social mexicano. Reside en Madrid e ingresa en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Visita París y Roma, se establece en Barcelona donde se inscribe en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge. Recibe clases de grabado y escultura en la Escuela de Artes y Oficios de La Lonja, Barcelona, siendo discípulo del grabador Teodoro Miciano.
1951 Regresa a Venezuela. Empieza a trabajar en su taller, se dedica al grabado sobre metal, especialmente al aguafuerte, la punta seca y el buril, así como a la xilografía.
1956 Participa con la serie de grabados Poder, ficción y máscara, caracterizada por su humor crítico y espíritu de denuncia, en el XVII Salón Oficial Anual de Arte Venezolano realizado en el Museo de Bellas Artes.
1958 Rompe con la figuración y se consagra  a la pintura y al grabado desde una óptica informalista.
1961 Primer premio de grabado, I Salón Nacional de Arte de Aragua, Casa de la Cultura, Maracay.
Tercer premio de pintura, VIII Salón D’Empaire, Maracaibo.
1962 Primer premio de grabado, “Cuarta exposición nacional de dibujo y grabado”, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Central de Venezuela (UCV).
1962-1964 Realiza la serie Grutas y participa junto con Jesús Soto y Elsa Gramcko en la XXXII Bienal de Venecia. Inicia la serie Los planetas.
1963 Segundo premio de grabado, “Quinta exposición nacional de dibujo y grabado”, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, UCV.
1965 Representa a Venezuela en la VI Bienal de Grabado de Ljubljana, Yugoslavia.
Tercer premio de grabado, “Séptima exposición nacional de dibujo y grabado”, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, UCV. Premio especial de grabado, XXIII Salón Arturo Michelena, Valencia, estado Carabobo
Premio Nacional de Dibujo y Grabado, XXVI Salón Oficial Anual de Arte Venezolano, Museo de Bellas Artes
1965-1979 Profesor y coordinador en diversos centros, entre ellos el Instituto de Diseño de la Fundación Neumann, la Universidad Simón Bolívar, la Escuela de Artes Plásticas de Valencia (estado Carabobo), la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas y la Universidad Simón Rodríguez.
1966 Premio Chevron, mención pintura, XI Salón D’Empaire, Maracaibo.
1967 Cuarto premio, mención grabado, I Bienal Latinoamericana de Dibujo y Grabado, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, UCV.
1967-1974 Funda y dirige el Centro de Arte Gráfico (CEGRA) en el Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA) y desempeña el cargo de Jefe del Departamento de Artes Plásticas de ese instituto.
1968 Participa en la I Bienal Internacional de Grabado de Florencia. Publica en la Revista M “Historia del grabado en Venezuela”.
1968-1971  Elabora piezas en varios planos, basadas en la reiteración seriada de formas esféricas y cuadradas sobre fondos monocromos, inscritas en lo que el artista llamó “transportación de la materia.
1969 Premio Arturo Michelena (compartido con José Antonio Dávila), XXVII Salón Arturo Michelena, Valencia, estado Carabobo.
1970 Premio Nacional en el II Festival Internacional de la Pintura Cagnes-sur-Mer, Francia.
1971-1980 Pasa de las series Radiaciones y Activaciones a la serie Satélites, donde el artista intenta desprender la obra en el espacio. Llama a estas piezas “estructuras” en vez de esculturas.
1973 Publica el libro titulado 5ta. Visión, texto ilustrado, que expresa su posición filosófica, enmarcada dentro de su visión particular del arte. Premio Las Artes Plásticas en Venezuela, Museo de Bellas Artes. Miembro de la Comisión Nacional Organizadora del Consejo Nacional de la Cultura (CONAC).
1976 Miembro fundador del Museo Municipal de Artes Gráficas de Maracaibo. Miembro activo del Taller de Artistas Gráficos (TAGA)
1980 Representa a Venezuela en el Inter-Grafik-80, Deutsche, Berlín, y en el World Print Three en San Francisco (California, Estados Unidos)
1980-1982 Miembro del New Internacional Gravure Group y presidente de la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos (AVAP).
1982 Participa por Venezuela en la Seventh British International Print Biennale Cartwright May (Lister Park, Bradford, Inglaterra).
1984 Director de museos del Concejo Municipal del Distrito Federal, Caracas.
1985 Delegado por el Ministerio de Educación para el desarrollo de las artes plásticas dentro del sistema educativo y comisionado del Ministerio de Cultura. Representa a Venezuela en la X Trienal Internacional del Grabado Original (Grenchen-Suiza).
1989 Publica su obra Apuntes, ensayo ilustrado que incluye memorias y reflexiones personales de su experiencia artística y docente. 
1990 Premio de Escultura Maraven, Punta Cardón, estado Falcón
1996  Medalla de las Bellas Artes, Fundaciones Pedro Ángel González, Caracas.
2009 Muere en Caracas el 25 de julio.


Lista de obras: Serie Sátiras Políticas, 1950

1.                  Políticos, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,7 x 34,6 cm.
2.                  Ministros, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,8 x 34,6 cm.
3.                  Los de la UCV, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,5 x 34,7 cm.
4.                  Militar, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,7 x 34,5 cm.
5.                  ¡Mentiras!, 1950. Aguatinta y aguafuerte y punta seca, 44, x 34 cm.
6.                  La fatiga, 1950. Aguatinta y aguafuerte y punta seca, 44,5 x 34,7 cm.
7.                  Así quedó, 1950. Aguatinta y punta seca, 44,6 x 34,4 cm.
8.                  Víctima de la SN, 1950. Aguatinta y aguafuerte y punta seca, 34,7 x 44 cm.
9.                  ¡Qué poder, menos mal!, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44, x 34 cm.
10.              Trabajadores. Mitin, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,7 x 34,6 cm.
11.              Pacto, 1950. Aguatinta y aguafuerte y punta seca, 48 x 34,3 cm.
12.              Entierro de los sueños, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,7 x 34,7 cm.
13.              Solos, 1950. Aguatinta y punta seca, 44,2 x 34,6 cm.
14.              El niño enfermo, 1950. Aguatinta y aguafuerte y punta seca, 44,8 x 34,6 cm.
15.              ¡Qué santo...ja!, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,8 x 34,7 cm.
16.              Niña nocturna, 1950. Aguatinta y aguafuerte, 44,8 x 34,2 cm.
17.              Pares o nones, 1950. Aguatinta y punta seca, 44,9 x 34,8 cm.
18.              ¡Qué angelito!, 1950. Aguatinta y aguafuerte y punta seca, 44,6 x 34 cm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada